top of page

Cecilia Bernal Empresaria, filántropa y promotora cultural

Hoy 8 de marzo, es un día imprescindible para reconocer que no hay ningún motivo de celebración o felicitación a la mujer “por ser mujer”. Sino que, por el contrario, es un día para visibilizar la violencia sistemática que se ejerce -y se ha ejercido- sobre las mujeres.


Es por ello, que durante esta entrega de Arte por la Vida, consideramos importante hablar con la creadora y detonadora principal de nuestras actividades y metodologías pedagógicas.


Entrevistamos a Cecilia Berna, fundadora de Arte por la Vida y de la empresa Mercarte. Ella es, además de empresaria, una mujer visionaria, filántropa y promotora de la cultura.


  • Cuéntanos de ti, ¿de dónde viene el amor al arte y el interés por promoverlo a través de la Fundación Arte por la Vida?

Desde niña siempre tuve una cercanía y afinidad por el arte en sus diferentes manifestaciones; conforme fui creciendo mi interés académico siempre se ha volcado hacia el mundo del arte, teniendo una formación de más de 20 años de estudios.

Hace 8 años decidí emprender para fusionar mi profesión como publicista con mi pasión por el arte y en esa misma época, por casualidades de la vida, conocí a los niños de Casa Hogar San Francisco, la visita a su casa me tocó profundamente el corazón y me hizo reflexionar sobre la manera en que yo podía aportar algo de valor en su vida, la respuesta me llegó de inmediato: a través del arte.


  • ¿De qué manera surge la idea de crear una fundación que le brinde a poblaciones vulnerables la posibilidad de crear?


En 2016 después de visitar la Casa Hogar tomé la decisión de crear el programa social Arte por la Vida, con el objetivo de acercar el arte en primera instancia, a los niños de esa Institución, quienes a su corta edad no tenían oportunidad de aproximarse al arte, ya sea desde la creación así como también desde la apreciación.

De esa manera, desde su origen, Arte por la Vida consta de 2 ejes principales de acción: llevar a las poblaciones vulnerables (que además de niñ@s y jóvenes de Casas Hogar, hoy día colaboramos también con adultos mayores y mujeres en riesgo de exclusión) a instituciones culturales como museos, galerías o teatros, y por otro lado, impartir talleres de creación artística de diferentes disciplinas.

Ambas aproximaciones generan importantes beneficios a niveles emocionales, físicos y cognitivos.


  • ¿Existe una intención social expresa, como por ejemplo que la pintura sea una herramienta para trascender a entornos violentos relacionados con el crimen?


La función social de la Fundación permite colaborar desde el arte en mejorar la calidad de vida de nuestras poblaciones, quienes vienen en su mayoría de entornos de violencia, carencia y abandono; en el caso de los niñ@s y jóvenes de Casas Hogar, les permite canalizar sus emociones y expresarlas usando como vehículo la creación artística.

Lamentablemente el posible destino de los mayores de 18 años que deben salir de las Casas Hogar es cualquiera de estos tres:

  1. Delincuencia

  2. Prostitución

  3. Servicio doméstico (en el mejor de los casos).

Con nuestras acciones buscamos despertar en los niñ@s y jóvenes la inquietud por la formación académica y profesional, además de fomentar a través del arte, su amor propio y autoestima, de esta forma, ponemos un granito de arena para mejorar su destino.


  • ¿Cuáles han sido los principales retos que enfrenta una fundación como la de Arte por la Vida en su día a día?

Sin duda el principal desafío es el financiamiento, somos una Asociación Civil sin fines de lucro que se sustenta con base en los donativos en especie y económicos que las empresas aliadas nos han otorgado. A su vez, hemos contado con la participación voluntaria de numerosos artistas que por “amor al arte” y en una genuina vocación de servicio, han aportado su tiempo y dedicación a través de la impartición de talleres de arte, de igual forma las instituciones culturales nos han abierto la puerta a sus espacios expositivos y culturales para acercar a nuestras poblaciones, sin embargo existen costos operativos y fijos que como toda asociación mes a mes debemos solventar y ahí radica nuestro principal reto.


  • México aún continúa siendo un país misógino, ¿cómo ha sido el camino para una mujer como tú que es empresaria, filántropa y promotora cultural?


Al inicio de mi carrera como publicista a principios del nuevo milenio, eran pocas las posiciones directivas ocupadas por mujeres, las decisiones eran tomadas por hombres y las mujeres teníamos poca visibilidad en aspectos estratégicos, he sido testigo de cómo poco a poco en dos décadas la situación ha ido cambiando y hoy día, vemos a más mujeres en posiciones de alto nivel y de hecho, el emprendimiento en México es en su mayoría femenino, incluso la economía es movida principalmente por las mujeres.

En el aspecto cultural y artístico, a lo largo de la historia a las mujeres se nos ha visto más como musas que como creadoras, hoy día esto ha cambiado y existen más oportunidades, visibilidad y reconocimiento para las mujeres del ámbito del arte y la cultura.

Sin embargo aún queda mucho por hacer, por ejemplo romper el techo de cristal y la brecha salarial.

  • ¿Nos puedes compartir una reflexión final sobre Arte por la Vida y este 8M?


Continuará nuestro compromiso con las niñas de nuestro país, brindándoles herramientas a través del arte que las hagan reflexionar sobre su entorno y el rol que tienen en la sociedad y sobre todo al tomar las riendas de su vida, de su cuerpo y sus propias decisiones.

Para nosotros es sumamente inspirador cuando reconocidas artistas mujeres voluntariamente se acercan a nuestras poblaciones con el objetivo de compartir su talento, conocimiento y amor por el arte, mi profundo agradecimiento a todas ellas.


Lola Argemí, Mariana Pulido, Arantxa Ximena Rodríguez, Lolaboon, Tahnee Flor.



Carlos Díaz

Productor, gestor cultural y estratega digital


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page